Ud se encuentra aquí: SOLUCIONES PARA PÉRDIDAS AUDITIVAS - BAHA

BAHA (Bone Anchored Hearing Aids o audífonos implantados en el hueso)

Los audífonos o procesadores del sonido de trasmisión ósea constituyen una vieja alternativa para aquellos pacientes que tienen dificultades para oír la voz amplificada por la vía aérea.
Cuando la trasmisión ósea se produce por inclusión de partes del equipo en el hueso de la mastoides los sonidos de audición mejoran en un promedio de 13 decibeles con relación
a los vibradores transcutáneos de vía ósea que trasmiten a través de la piel.
El B.A.H.A (Bone Anchored Hearing Aids) es un equipo conductor de vía ósea que tiene la particularidad que su trasductor de energía vibrátil se acopla directamente al hueso de la base de cráneo a través de un implante de titanio y de manera percutánea.
Esto hace que la trasmisión sea mucho más eficiente que en las formas trascutánea de los convencionales conductores por vía ósea y mejora la audición lograda por estos entre 10 y 15 decibeles.
El equipo BAHA cierra la diferencial osteo-aérea obteniéndose un sobre cierre de 5 a 10 decibeles en las frecuencias medias.
Es superior en los test de percepción del habla en el ruido, especialmente a lo que a altas frecuencias se refiere, teniendo en cuenta la gran importancia que ellas tienen en la percepción del habla.
Cuando la diferencial osteo-aérea es mayor a 30 decibeles el procesador por vía ósea obtiene mejores resultados que los audífonos por vía aérea.
El BAHA es superior a los audífonos de vía aérea en los hipoacusias conductivas con diferencia osteo- aérea mayor a 30 decibeles, por el hecho de que a más ancho el Gap o diferencial osteo-aérea mayor será el requerimiento de ganancia del audífono y por lo tanto más grande sería la chance de pobre calidad de sonido y de problemas de feed-back; como es sabido, la efectividad y ganancia del BAHA no está condicionada por el ancho de la separación osteo-aérea.

El concepto de inclusión de un tornillo de titanio de una longitud de 3 a 4 mm en el hueso mastoideo que sirva posteriormente como anclaje del procesador externo está basado en las propiedades biológicas del Titanio, metal que permiteuna osteointegración perfecta entre
él y el hueso que lo rodea.
La osteointegración se utiliza desde hace más de 40 años, habiéndose iniciado como elemento de rehabilitación dental, como son los implantes dentarios.
La utilización como trasmisión acústica por vía ósea se realizó desde 1977.
Hay últimamente un auge en las indicaciones del BAHA por los buenos resultados que se obtienen, por la posibilidad actual de probar el rendimiento del mismo en los pacientes antes de hacer la indicación y por que se ha ampliado la indicación del mismo en casos de sorderas severas o totales unilaterales para obtener beneficios de discriminación en los ambientes ruidosos, y la lateralización del sonido.
La energía vibrátil que produce el equipo es trasmitida sin pérdidas gracias a la steointegración al cráneo y se trasmite a través de éste a ambas cócleas estimulándolas simultáneamente. Las ventajas que brinda la conducción ósea directa consiste en la evidencia del completo cierre de la diferencia entre la vía aérea y la vía ósea de cualquier magnitud que esta sea, o sea que la audición del paciente llega al nivel de funcionamiento de la cóclea prescindiendo absolutamente del estado del oído externo y medio.
Cuanto mejor sean los umbrales por vía ósea mejor serán los resultados obtenidos.


El BAHA produce una ganancia funcional consistente en el cierre de la diferencia osteo-aérea y la obtención de un incremento entre 5 y 10 decibeles en las frecuencia 1000 a 3000 en la vía ósea, esto quiere decir que el BAHA obtiene un sobre cierre de 5 a 10 decibeles en el nivel de la vía ósea independientemente de cuál sea el GAP osteoaereo existente.
La aplicación del BAHA bilateral mejora la audición direccional, la sumación diótica, la percepción del habla en los ambientes ruidosos y separa las fuentes sonoras de las generadoras de ruido.
Cuando se utiliza el BAHA bilateralmente la sumación biaural hace aumentar la ganancia en 5 decibeles.
Puede ser beneficioso el uso de equipo de FM aplicado al BAHA en las aulas.
En niños con pérdidas conductivas máximas unilaterales, hipoacusias mixtas por descenso moderado de la vía ósea, el BAHA es la primer opción.
La implantación del tornillo de titanio permanece estable a través de los años entre el 90 y el 98 % de los casos, así como el 90 % de los mismos permanece libre de complicaciones de la piel.
La FDA americana ha aprobado la implantación del tornillo de titanio a partir de los 5 años de vida, que es cuando se presume que la tabla ósea de la mastoides tiene al menos 2,5 mm de espesor, calculándose que entre los 2 y 3 años tiene 2 mm de espesor y porque además el niño tiene menor poder de osteointegración cuanto más pequeño es.
Sleeping o el banking fixture o 2do. tornillo de titanio es aconsejable que sea colocado en los niños en el primer tiempo operatorio, dado que hay un número de pérdidas por traumas craneanos a esta edad.
Se recomienda realizar una tomografía computada pre-operatoria para evaluar el grosor del hueso.


Se aconseja que la distancia para la colocación del titanio sea aproximadamente de 60 mm desde a apertura del canal para evitar interferencia entre el BAHA y la aurícula existente o en caso de tener que construirse.
No es aconsejable colocar el BAHA durante el mismo tiempo de la cirugía del neurinoma del acústico, conviene esperar un tiempo que el enfermo se acostumbre a la forma audición monoaural y lo máximo aconsejable sería colocar un sleeping-fixture durante la extirpación del tumor.

El BAHA constituye una alternativa simple y segura para reestablecer la audición en las hipoacusias conductivas o mixtas cuando la amplificación por vía aérea está contraindicada o es inefectiva. Las indicaciones más comunes son la falta de conducto auditivo externo congénita o adquirida, otitis medias crónicas con supuraciones muy frecuentes, fracasos de cirugías anteriores timpanoplásticas o por otoesclerosis y la última indicación es la rehabilitación de sorderas severas o profundas unilaterales cuando el otro oído tiene un nivel de vía ósea superior a los 45 decibeles; de esta manera los pacientes que quedan con la discapacidad de haber perdido un oído por distintas causas como ser sorderas súbitas, traumatismos, cirugías fracasadas, tienen posibilidad de obtener una rehabilitación importante a través del BAHA.

- Se considera BAHA la tercer opción para restaurar la audición en la otoesclerosis; la primera es la micro-cirugía , la segunda los audífonos de vía aérea convencionales. En casos de cirugías de otoesclerosis fracasadas o en casos de hipoacusias mixtas con un Gap importante o en casos de hipoacusia conductiva unilateral con perceptiva parcial o total contralateral, así como en separaciones osteo-aéreas de más de 30 decibeles la opción es el BAHA.
Los diversos síndromes de malformaciones de las estructuras constituidas por el primer y segundo arco branquial tipo Treacher Collins, Cruzon, Goldenhard y otros, por tener oclusión del conducto auditivo externo y/o malformaciones de la cadena osicular fundamentalmente a nivel del estribo y de la relación nervio facial-ventana oval son muy difíciles de corregir quirúrgicamente y tienen una primera indicación con el BAHA; tanto en los casos bilaterales como unilaterales.

La FDA ha aprobado el uso del BAHA a partir de los 5 años de edad.
- Se considera BAHA la tercer opción para restaurar la audición en la otoesclerosis; la primera es la micro-cirugía , la segunda los audífonos de vía aérea convencionales.
En casos de cirugías de otoesclerosis fracasadas o en casos de hipoacusias mixtas con un Gap importante o en casos de hipoacusia conductiva unilateral con perceptiva parcial o total contralateral, así como en separaciones osteo-aéreas de más de 30 decibeles la opción es el BAHA.
Los diversos síndromes de malformaciones de las estructuras constituidas por el primer y segundo arco branquial tipo Treacher Collins, Cruzon, Goldenhard y otros, por tener oclusión del conducto auditivo externo y/o malformaciones de la cadena osicular fundamentalmente a nivel del estribo y de la relación nervio facial-ventana oval son muy difíciles de corregir quirúrgicamente y tienen una primera indicación con el BAHA; tanto en los casos bilaterales como unilaterales.
La versión más poderosa del BAHA es el Cordelle que se caracteriza porque tiene un procesador de caja en cambio de retroauricular, estos equipos obtienen una ganancia mayor en las bajas frecuencias entre 10 y 15 decibeles y en las altas entre 5 y 10 con respecto a las ganancias del BAHA clásico, además este equipo obtiene un sobre- cierre o una máxima ganancia funcional de 20 decibeles entre las frecuencias 500 y 1000. Así que la mejor indicación para el BAHA Cordelle son las hipoacusias mixtas con pérdida de la vía ósea entre 40 y 60 decibeles en la frecuencia 500, 1000 y 2000.
En casos, en que la vía ósea supere los 60 decibeles la discriminación caería a menos del 50 %.

Es bien sabido y reconocido que la audición por un solo oído constituye una discapacidad y una dificultad en la comunicación porque reduce o limita el campo sonoro, la localización sonora y también la discriminación de la palabra en ambientes ruidosos; la indicación del BAHA se ha extendido últimamente en los casos de pacientes de hipoacusia unilateral ya sea conductiva o perceptiva como en los casos anteriormente mencionados; estos pacientes son los que tienen muy buena percepción del habla en ambientes ideales como son ambientes silenciosos, distancia de 1 metro con el interlocutor y disponer de pistas visuales; pero cuando están en un ambiente ruidoso como puede ser un restaurant o una reunión donde hablan varias personas a la vez, o en la calle o en un vehículo notan una importante reducción de la discriminación que le hace muy difícil o imposible el diálogo.


 

 


En pacientes con single-side deafness; con una pérdida auditiva sensorioneural total unilateral el BAHA colocado del oído sordo trabaja como un equipo cross trascraneal. Los sonidos recibidos por el sistema BAHA son trasmitidos a la cóclea funcional contralateral vía conducción ósea.
Si bien en principio, esto no resulta en una audición estereofónica pero sí negativiza el efecto sombra de la cabeza, por lo que es la pobre discriminación que tiene una persona cuando se le habla del lado del oído sordo. De cualquier manera, siempre la prueba con el heard-band
del BAHA es importante ser realizada. También el BAHA está indicado en aquellos pacientes con hipoacusia conductiva unilateral máxima.
Se considera que el 95% de los casos implantados son exitosos en un control hasta 8 años de seguimiento y no se han observado diferencias de la integración ósea entre los adultos y los niños.

 Volver

 

 

Departamento de Relaciones Institucionales: Lic. María Esther Diamante
Teléfonos Directos: (5411) 4954-3116 4954-3104
Tel/Fax: 4951-9180 4953-0235 4953-4425 4953-4978 Int.49 Fax: Int.47
Website CIC: www.cic-diamante.com.ar E-mail:
cic.diamante@fibertel.com.ar
Website Prof. Diamante: www.vgdiamante.com.ar